Loading...

Cuento el Hada Margarito

Allá donde la imaginación y la fantasía permiten que nos adentremos, habitan unos seres, diminutos y muy particulares, a los que todo el mundo llama duendes. Margarito era uno de ellos, pero un día su corazón le llevó a emprender un nuevo camino. Se puso su nuevo traje, desplegó sus alas y…¡la naturaleza se llenó de amor y alegría!

¡Seguro que os habéis quedado con ganas de leer más! Hasta entonces… ¿sabéis como surgió este maravilloso personaje?

El origen de esta historia para niños, y no tan niños, es muy especial, ya que fue un sueño convertido en realidad. Si, en el sentido más estricto de la expresión.

Aquella misma mañana supe que había tenido un sueño metafórico. Sé que en realidad fue una manera de aliviar la preocupación que se había generado en mí hace ya unos años… Me preocupa profundamente la falta de conexión que , hoy en día, la gente tiene con su propia esencia, el poco autoconocimiento de lo que realmente nos hace vivir felices a cada uno de nosotros. Vivimos tan pendientes de juzgar a los demás (y a nosotros mismos), de cumplir con los deseos y expectativas que nuestro entorno elabora sobre nosotros… que dejamos de sernos leales, ¡dejamos de importarnos!.

PROPUESTAS DIDÁCTICAS

La historia de Margarito es un valioso recurso para potenciar el desarrollo de la inteligencia intrapersonal e interpersonal de los niños. Al final del libro podréis encontrar una interesante colección de actividades que se pueden llevar a cabo tanto en el ámbito familiar como escolar.

A través de su aventura, el protagonista nos invita a descubrir, y recordar, aspectos tan importantes como:

  • Aprender a conocernos a nosotros mismos, identificando nuestras virtudes y nuestros defectos.
  • Aprovechar nuestros recursos y dones personales para cumplir nuestros sueños.
  • Respetarnos y aceptarnos tal y como somos o deseamos ser, y no como los demás quieren que seamos.
  • Identificar las emociones propias y las de los demás, gestionándolas en beneficio de una vida armoniosa y equilibrada.

«El mayor acto de valentía es aceptarse a uno mismo.»

Anhelo, de corazón, que la historia de Margarito ayude a muchas personas a CONOCERSE, a  QUERERSE y a TRANSFORMARSE en aquello que deseen.

COMPRAR AHORA